• EN NUESTRA MEMORIA SIEMPRE

    JUAN CARRERAS ESPINOSA

  • DESCANSE EN PAZ

  • En redes sociales

  • La Srta. Prudencia

  • II Homenaje…

  • Categorías

  • ONLINE

  • IBSN: Internet Blog Serial Number 46-1973-12-01

¿Es usted un psicópata? Mire a su alrededor, seguro que conoce a más de uno


Juan Antonio Carreras. Policía local y criminólogo.

¿Qué pasa por la mente de un psicópata? Imagino que un sentimiento nulo de culpabilidad, seguramente, pensando que puede hacer lo que quiera con tal de satisfacer su ego personal, sin pena ni remordimiento, al contrario, fortaleciendo con esta conducta su autoestima. Algunos autores estiman que conforman el 1 % de nuestra población. La Región de Murcia cuenta con un millón y medio de habitantes, haga las cuentas: 15000 psicópatas, tantos como vecinos empadronados en Santomera.

La relación entre los psicópatas y los asesinos en serie es muy estrecha. También hay muchas clases de los primeros y de los segundos, ya que no todos actúan del mismo modo ni con la misma intensidad. Podemos decir que los asesinos en serie son siempre psicópatas, no ocurriendo lo mismo al revés.

Podríamos utilizar el símil del “camaleón” al hablar de ellos, por su camuflaje social, la incapacidad para evitar emociones humanas o la falta de preocupación por los demás.

Un psicópata es un individuo que sufre un trastorno de la personalidad asociado con un estilo de vida socialmente desviado y una tendencia a ignorar las reglas marcadas para superar un déficit de estimulación. Ese trastorno de la personalidad no impide que sea consciente de sus actos ya que los realiza libremente. Por eso, cuando cometen un delito son condenados, porque no son enfermos mentales. Su estilo de vida es socialmente desviado, aunque no siempre cometen delitos. De hecho, el psicópata ignora las normas sociales, observa que el sistema le marca unos límites que no está dispuesto a aceptar y por eso sube el listón de lo permitido para él. En definitiva, busca satisfacer su déficit de estimulación pero para eso necesita participar en conductas peligrosas y que se aparten de las normas sociales, eso es lo que realmente le atrae.

Si analizamos las características del psicópata podemos encontrar, dentro de su personalidad antisocial, episodios agresivos desde su infancia, que vienen marcados por un ambiente desestructurado, estando presente esta experiencia traumática a lo largo de su vida. No es de extrañar que en la infancia hayan sido víctimas de abusos, crueldad, agresividad y rechazo paterno. Durante la juventud son muy egocéntricos y no siguen un estilo de vida acorde al modelo social normal, son inestables y egoístas. La impulsividad y la frialdad marcan su comportamiento agresivo ya que no se inhiben ante estímulos externos, aumentando así su grado de peligrosidad. Son unos grandes manipuladores, distorsionando la realidad a las personas que les rodean, y para ello utilizan el engaño, se hacen pasar por buenos y que otros son los malos, para así ganarse la confianza de los demás. Buscan que la sociedad los enaltezca por sus actos. No sienten ningún remordimiento ni sentimiento de culpa. Por último, los más sofisticados y que realizan las conductas delictivas más graves, presentan un alto coeficiente intelectual.

Mire a su alrededor, seguro que conoce a más de uno.

2 comentarios

  1. Así es, está usted sufriendo lo que se conoce como “victimización secundaria”. Es tan triste como real, y una pena, porque usted es la víctima, eso no debemos olvidarlo. que todo se solucione, y que su Dios le dé fuerzas para seguir creyendo en la ¿Justicia?
    Mucho ánimo y sepa que hizo lo correcto.

  2. Hola Juan Antonio:
    No puse mi nombre completo porque tengo miedo.
    Sé lo que es conocer y haber creído en un sicópata.
    Lo difícil de la víctima es poder hablar o contarle algo a los demás, sin que haya represalias.
    Yo denuncié a mi ex novio, y no sé si fue mejor o peor. Ante la justicia parece un caballero, con influencias, y fue asesor de un Ministro de Estado hasta el gobierno anterior.
    Lo malo es ¿cómo pruebas sus amenazas?, si para la Justicia vale la pena investigar cuando han encontrado a alguien muerto. Antes son sólo presunciones.
    No sé por qué te cuento ésto, tal vez ni me respondas. Pero sí puedo decirte que por “valiente”, por denunciarlo a la Justicia, estoy sufriendo mucho más. Pero aún tengo la esperanza de que Dios es justo.

    M.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: