El informe del detective en el proceso civil


Juan Antonio Carreras Espallardo. Policía Local – Criminólogo

Las pruebas aportadas por los detectives privados en el proceso civil han sido históricamente discutidas, sobre todo en la justificación del valor probatorio de las mismas, amén de la naturaleza que hemos de conferirles. Se discute si las pruebas que aportan, sus informes, tienen el valor de documentales, testificales o periciales.

Si partimos de la base, de lo más elemental, nos encontramos con que la Constitución Española es la primera en reconocer el derecho de las partes del proceso judicial a aportar los medios de prueba que consideren pertinentes para defenderse, por eso sí, siempre que sean pertinentes, ya que no es un derecho pleno que reconozca todo tipo de pruebas, y ya estamos pensando en esas que se obtienen de forma ilícita.

Salvado el primer problema -que es el reconocimiento de la labor del detective privado- es obvio que sus informes son los instrumentos elementales para las partes a la hora de demostrar aquellas conductas o comportamientos contrarios a la Ley, de ámbito privado generalmente, referidos por ejemplo a temas patrimoniales, en base a la capacidad jurídica de las personas o la capacidad para satisfacer pensiones familiares. Donde también es determinante la actividad de los detectives privados es en la investigación de estafas que cometen aquellas personas al simular o exagerar lesiones (accidentes, laborales, etc.) para así conseguir indemnizaciones millonarias de las aseguradoras o entidades. No siempre la investigación de unos hechos acaban en el proceso civil ya que lo que inicialmente lo parecía termina convirtiéndose en un delito que deberá ser enjuiciado en el orden penal.

Por los medios comunes y ordinarios sería muy difícil conseguir un informe favorable donde se descubriese la conducta irregular de la persona investigada, es por ello que los informes de los detectives privados, que presentan las partes en el juicio, son determinantes y decisivos para demostrar la culpabilidad o inocencia de la parte demandada (denunciada en el ámbito penal). El detective privado es un testigo cualificado, pero su declaración debe ir acompañada siempre un informe escrito.

Llegados a este punto tenemos que determinar la consideración jurídica de los informes de los detectives privados. ¿Le conferimos el carácter de prueba pericial? ¿Podría ser documental? ¿O simplemente sería una prueba testifical como la declaración de cualquier testigo? Pues en base a las diversas interpretaciones doctrinales y a la jurisprudencia existente hasta la fecha podemos afirmar que no es ninguna de las tres en sentido estricto ya que posee matices comunes de todas ellas, si bien podría estar más próxima a la prueba documental pero sometida a ratificación testifical, o lo que es lo mismo, como prueba testifical documentada.

Ocurre algo peculiar en el proceso penal con las pruebas aportadas por los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, ya que si el informe pericial es solicitado por el juzgado se le conforme el valor de prueba pericial y como tal los funcionarios policiales declaran como peritos. Por el contrario, es común que los policías trasladen ‘de oficio’ el informe pericial al juzgado, y en este caso se considera que es una prueba testifical, siendo citados como testigos. En cuanto a los atestados, los cuales tienen la consideración de denuncia, careciendo de valor probatorio por sí mismos, han de ser ratificados en fase de juicio oral por los policías, que son citados como testigos.

Por lo tanto, en base a la doctrina judicial, la prueba, el informe del detective, tiene la consideración de una prueba sui generis, que además de ser compleja y especial, no deja de estar sometida al principio de libre valoración de la prueba, como ocurre con la prueba pericial y testifical. No podemos ignorar que cuando un perito participa en un juicio es porque alguna parte lo ha requerido y sin embargo sobre los informes del detective ha de practicarse prueba testifical.

Día mundial en recuerdo de las víctimas de tráfico


Tribunal libre

Día mundial en recuerdo de las víctimas de accidentes de tráfico

Juan Antonio Carreras Espallardo. Policía Local – Criminólogo

Publicado en la página 14 del domingo 20 de noviembre de 2011 del DIARIO LA OPINIÓN.

http://www.laopiniondemurcia.es/comunidad/2011/11/20/recuerdo-victimas-trafico/365433.html

JUAN ANTONIO CARRERAS ESPALLARDO

Como cada año –desde 2005– hoy se conmemora el día mundial en recuerdo y homenaje a todas esas personas que dejaron su vida en la carretera. La Asamblea General de las Naciones Unidas fijó este acontecimiento para el tercer domingo del mes de noviembre (este año el 20N, aunque se celebra el 27N para que no quede oculto por las Elecciones Generales). Son las víctimas de los mal llamados accidentes de tráfico o ´tránsito´, como suelen decir en Sudamérica. Mal llamados accidentes porque en realidad son siniestros viales, desgracias que se pueden evitar si todos ponemos más de nuestra parte. Los conductores prestando más atención y respetando al máximo las normas de circulación y la Administración dotando a las carreteras de todas las medidas de seguridad para evitar que una deficiencia en la infraestructura viaria sea la causante de la muerte de estas personas.

Las recordamos hoy porque no nos pueden acompañar y son sus familiares los que tienen el legado de continuar la lucha, inmersos en su tristeza, pero sacando valor para que otras personas se conciencien y no caigan en la misma trampa mortal.

No creo que sea necesario un día en especial para recordarles, porque el luto se lleva dentro, durante todo el año, ya que todos los días mueren víctimas en la carretera y otras quedan en silla de ruedas de por vida, pero es una forma muy admirable de hacerse oír y de concienciar.

Flor Zapata, que perdió a su hija Helena –a la que recuerda en el blog ´Quiero conducir, quiero vivir´,– y Esther Rincón, madre del fallecido Juan –que perdió la vida en un punto negro y que obtuvo un premio ´Ponle freno´ por su coraje–, son un claro ejemplo de lucha diaria. Miles de madres y padres siguen su línea, la mayoría en silencio. Como ya sabemos, los accidentes de tráfico provocan la muerte de más de un millón de personas en todo el mundo al año. Víctimas, familiares, asociaciones o expertos en tráfico son un ejemplo del gran movimiento reivindicativo que quiere acabar con la violencia vial. Ellos son los que luchan contra el olvido de las instituciones y la sociedad hacia las víctimas, para que haya más y mejores ayudas, para concienciar a los conductores –presentes y futuros–, instando a los gobiernos sobre la realidad victimal, para mejorar las leyes y las carreteras, eliminando los puntos negros, ajustando las indemnizaciones a la realidad, mejorando la atención personal y educando en valores viales desde la infancia.

Hoy pues, es un día de recuerdo, en el que se reúnen miles de personas en diferentes ciudades de nuestra geografía, pero menos de las que en realidad debieran estar –bien por ocultar su dolor, bien por falta de implicación– y otras que tristemente sí aparecerán en la foto, aprovechando la cobertura que les ofrece este acontecimiento, farsantes disfrazados, aprovechados del dolor ajeno. A los primeros, felicidades y mucho ánimo para seguir adelante. Un lazo naranja simboliza la solidaridad con las víctimas de accidentes de tráfico. Hoy toca ponérselo.

PÁGINA DE PRENSA COMPLETA:

EN RECUERDO DE LAS VICTIMAS DE TRAFICO – PAGINA COMPLETA

Blog de Carris. Destacado en La Verdad el 26/11/2011


Click imagen para ver PDF

El blog de Carris en La Verdad:

http://blogs.laverdad.es/carris

El artículo de referencia lo puede leer (click aquí).

Blog de Carris. Destacado en La Verdad digital el 25/11/2011


El blog de Carris en La Verdad

http://blogs.laverdad.es/carris

Con el día por delante de 7RM 24-11-2011. El tranvía


Con el día por delante de 7RM 24-11-2011. Hoy hablamos del tranvía.

Blog de Carris. Destacado en La Verdad el 21/11/2011


Click imagen para ver PDF

El blog de Carris en La Verdad:

http://blogs.laverdad.es/carris

El artículo de referencia lo puede leer (click aquí).

Mariano ¿qué hay de lo mío?


Fotografías con el presidente del gobierno. Realizadas el año pasado en el Congreso de los Diputados

A %d blogueros les gusta esto: