José Javier Carrasco y Juan Francisco Bravo, felicidades


Dos compañeros, unidos por una misma afición, el adiestramiento de perros, pero que me han demostrado, cada uno por separado, lo grandes que son como personas y lo satisfecho que me siento de que estén en nuestra plantilla de la Policía Local de Molina de Segura. Os merecéis ésto y mucho más. Seguid así y ojalá algún día podáis cumplir ese sueño de tener una unidad canina.

Felicidades señor Carrasco, felicidades señor Bravo.

http://www.laverdad.es/murcia/v/20111210/lorca/cimientos-caracter-perro-ponen-20111210.html

.
LA GACETILLA

«Los cimientos del carácter de un perro se ponen entre los 3 y los 5 meses»

.

Javier Carrasco y Juan F. Bravo. Adiestradores de perros policía 
.
10.12.11 – 01:47 – MANUEL HERRERO |
.
Javier Carrasco y Juan Francisco Bravo son policías locales en Molina de Segura y comparten una afición: los perros. Ambos sueñan poder trabajar juntos algún día en una Unidad Canina en el municipio, donde prestan servicio, para ello han estado formándose, asistiendo y participando de forma activa a cursos y seminarios de adiestramiento en toda España. Acaban de adquirir dos cachorros de la raza pastor holandés para que sean sus compañeros de trabajo y poder entrenarlos desde pequeños.
.
– ¿Cuáles son las razas más apropiadas para un perro policía?
– Casi todas las razas pueden ser empleadas en alguna especialidad del perro policía, como perro detector, de rescate o de intervención; lo importante no es la raza sino el animal. El perro debe tener unas cualidades dependiendo del servicio al que se destine, pero lo que sí es cierto es que hay determinadas razas que son más usadas como perro policía debido sus cualidades genéticas, y que resultan más útiles en las labores policiales; o también porque pueden utilizarse como perros duales. Por ejemplo un pastor alemán puede utilizarse como perro detector y como perro de intervención. Las razas más utilizadas en los cuerpos policiales son los pastores belga, alemán, holandés y el labrador, golden o cocker, entre otros.
.
– ¿Cómo se entrena un perro para que detecte drogas?
– A un cachorro de dos meses se le entrena en tres fases, empezando por la socialización hasta que el perro está operativo. En la primera fase, la socialización, de 2 a 5 meses de edad, es de vital importancia, pues son los cimientos del carácter del perro. En esta fase debe acostumbrarse a todo tipo de experiencias, a los ruidos de vehículos, a relacionarse con personas y otros animales, a las alturas, suelos que se mueven, etcétera. Hay que lograr que estas experiencias sean positivas y divertidas para el perro, así conseguimos que cuando sea adulto no tenga miedo a nada ni a nadie.
.
– ¿Y en la segunda fase?
– Coincide con el final del cambio de la dentición, y es cuando se desarrollan los instintos de caza y presa, es decir, desarrollamos el instinto natural que tiene el perro de perseguir aquello que se mueve y de sujetarlo con la boca. Para ello utilizamos pelotas de goma o un mordedor te tela o piel, jugamos con el perro con el fin de que llegue a tener verdadera pasión por su juguete. En esta fase también introducimos el aprendizaje de la obediencia básica.
.
– Y por último…
– La tercera fase se inicia al año de edad del perro, cuando le iniciamos en la búsqueda de drogas. Hay muchos métodos para enseñar a un perro a buscar drogas. No hay un método que sirva para todos los perros y son los guías los que tienen que buscar el método más apropiado para su perro. Uno de ellos consiste en esconder junto a su juguete -una pelota- o en el interior la sustancia estupefaciente. Normalmente se comienza con hachís, el perro busca por instinto su pelota que tiene un determinado olor, pero sin darse cuenta también registrará un nuevo olor, el hachís que va dentro de la pelota. Haremos varias repeticiones durante varios días sin llegar a saturar o aburrir al perro. En siguientes clases simulas esconder la pelota pero te la guardas, dejando en lugar de la pelota solo el hachís, el perro irá a buscar su pelota y rascará el lugar donde se encuentra el olor a hachís porque es el olor que ha asociado a su pelota.
.
– ¿Podrá contar con una unidad canina la Policía de Molina?
– Esperamos que así sea. Debido a los momentos de crisis que están sufriendo todos los ayuntamientos, se pospone, pero hemos adquirido dos ejemplares de pastor holandés importados de Francia, y entrenamos con la unidad canina de La Unión, única que existe actualmente en la Región.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: