ENTREVISTA A PEDRO PABLO DOMÍNGUEZ PRIETO, COAUTOR DE CRIMIORIENTA


Pedro

ENTREVISTA REALIZADA A PEDRO PABLO DOMÍNGUEZ PRIETO, COAUTOR DE CRIMIORIENTA JUNTO A EVA PALOP ALBELDA

Entrevistador: Juan Antonio Carreras Espallardo

España, año 2014, dos criminólogos se entrevistan, uno ha escrito un libro (CrimiOrienta, una guía de orientación profesional para criminólogos), el otro le hace las preguntas, el uno las responde libremente, sin tapujos, sin límite de tiempo, el otro le escribió el prólogo. El uno sabe mucho de criminología y de emprendimiento, el otro sabe qué preguntas hacerle. Andaluz y murciano. Este fue el resultado, esperamos que les guste.

  1. Muy buenas, Pedro Pablo. Reconozco que le ha echado usted valor al escribir una guía para criminólogos teniendo en cuenta que cada día salen cientos de proyectos de criminólogos que ya huelen a quemado.

Jajajaja (no puedo evitar reírme). Bueno, esta me parece una pregunta excelente para comenzar la entrevista, ya que tengo un máster en Project Management y cada vez que escucho o leo el término “proyecto”, se me erizan los pocos pelos que me quedan… Y es que para el 99% de los profesionales que trabajan fuera del entorno del PMI, el término proyecto tiene un significado bastante alejado de lo que es en realidad.

Yo hablaría más bien de iniciativas, creo que es un vocablo más acertado y ajustado a lo que se plantea en el enunciado de la pregunta, iniciativa como un esfuerzo dirigido a unos objetivos aplicando unos recursos.

En el PMI, un proyecto se inicia en base a una necesidad o a una oportunidad, y se trabaja para lograr lo que se llaman “entregables” al cierre de cada fase o al cierre del proyecto. Esto es lo que, en muchas de estas iniciativas, no veo claro: ¿cuál es el entregable y qué recibe el cliente?. Ojo: hablo desde la perspectiva empresarial, ya que pienso que ahora mismo, la principal preocupación del sector es la creación de empleo. Como tampoco veo claro el retorno, mis dudas se acentúan.

La idea de publicar Crimiorienta: pues simplemente detectamos esa necesidad y no había un producto similar en el mercado, este hecho de por sí ya animaba a crearla. Con el paso del tiempo, hemos visto que realmente es un producto que crea valor para los compañeros, y que algunos han cambiado sus perspectivas después de leerla (hay luz al final del túnel).

¿Es usted Criminólogo?¿está en paro? Compre el libro.

  1. Usted es criminólogo, pero los lectores quieren saber qué es un criminólogo y mejor aún, díganos qué es un criminalista.

Siempre que a algún compañero le formulan esta pregunta, el 99% de las veces contesta lo siguiente: “El Criminólogo es el profesional que estudia el delito, la víctima, el delincuente y el control social”… Es normal, es un mantra que nos han grabado a fuego durante los años de facultad y parece difícil de olvidar. Pero este tipo de respuesta es tan general, que opino que un observador externo se queda “igual”…

Yo te voy a desarrollar un poco el concepto para hacerlo más “cercano”: Estudiamos el delito, sobre todo el que aún no lo es. Si resulta que el código penal se publicó hace 19 años cuando no existían teléfonos móviles, y hoy en día existe una conducta lesiva para sus derechos como es difundir una foto suya desnudo, nuestro trabajo es observar esa conducta , identificarla, y proponer su tipificación. Si hace 5 años teníamos 30.000 homicidios (por decir una cifra), y hoy tenemos 300.000, también es nuestra labor alertar a las instituciones.

Estudiamos a la víctima para averiguar “qué “ la ha llevado a convertirse en tal”. Hoy en día se hace mucho hincapié en la prevención, pero tras tantos años (o siglos incluso), dejando nuestra seguridad en manos del Estado, a la mayoría de la gente le produce un shock pensar que tiene que adoptar medidas de autoprotección, por ejemplo para evitar una agresión sexual o un secuestro. Pero es la realidad, hay pocos policías, no pueden estar en todos lados, y normalmente, cuando nos atacan, estamos solos. Respecto a la atención a las víctimas post-delito, ahora mismo “oficialmente” estamos fuera ya que los organismos y entes encargados están copados por psicólogos, trabajadores sociales, etc. , pero siempre hay formas de entrar. Por ejemplo, siendo tu el director de la organización…

En cuanto al estudio del delincuente, parece que es el tema más en boga por la cuestión de la perfilación. Mi opinión respecto al tema es el siguiente: el objetivo de una investigación criminal es identificar y detener a un delincuente, aportando pruebas acerca de su implicación. A pesar de que en los últimos casos como el del pederasta de Ciudad lineal, algunos profesionales han realizado perfiles, estos no han sido la clave para su detención, sino técnicas muy diferentes como interrogatorios, vigilancias, etc. Creo que es una técnica que debe adaptarse a la realidad de la investigación en las unidades de Policía Judicial para ser efectiva. Lo que pienso que demanda más la sociedad respecto a los delincuentes, es explicar sus motivaciones, es lo que más me han preguntado a mi o a otros compañeros cuando ha surgido el tema.

Y por último, respecto al control social, como sabes, estamos capacitados para diseñar y sugerir medidas de política criminal que prevengan el delito y que ayuden a reinsertar o recuperar a los delincuentes penados. El problema respecto a este tema., y al de la investigación criminal, es que estas materias son competencia de organismos oficiales, y si no perteneces a la Administración, es prácticamente imposible tener voz y voto.

CSI es una serie un poco antigua.

  1. ¿Cuántas veces le han relacionado con el CSI?

CSI es una serie un poco antigua, recuerdo este tipo de bromas allá por el año 2002, cuando comenzaba mis estudios y coincidí con algunos compañeros de Granada que ya se dedicaban a tareas forenses en un laboratorio (ellos mismos se autodenominaban “CSI”). Lo cierto es que la mayor parte de personas con las que he topado pensaban que era policía o que trabajaba para la policía. Prácticamente nadie sabe en qué consiste realmente la profesión (incluidos nosotros hasta cierto punto ;)).

Vivimos en un país con más de 4 millones de parados, y en el que muchos titulados universitarios trabajan poniendo frappuchinos en el Starbucks.

  1. ¿Cómo está el panorama actualmente si hablamos de salidas laborales para criminólogos? ¿Ve futuro en esto de la criminología?

Bueno, para contestar a esta pregunta me voy a centrar en las críticas “negativas” recibidas hacia la guía. Crimiorienta no es un santo grial, en el que encontraremos 40000 ofertas laborales que no aparecen en Infojobs o en Monster. Tampoco es una lista de puestos en el que el Criminólogo trabajará en una función específica al 100% (aunque sí que hay muchas opciones de este tipo en Europa y países anglosajones, así como en organismos como la ONU). Ese no era nuestro objetivo.

La guía es una recopilación exhaustiva de todos los puestos posibles a los que un Graduado o Licenciado puede acceder con su título, y que tengan algún tipo de relación con lo que ha estudiado. ¿Por qué este matiz es importante? Pues simplemente porque vivimos en un país con más de 4 millones de parados, y en el que muchos titulados universitarios trabajan poniendo frappuchinos en el Starbucks. Muchos de los que han criticado el contenido, son simplemente funcionarios o jubilados, y desde esa posición, es muy fácil opinar que si el puesto no es de Criminólogo puro y duro no me interesa. Claro…

La cuestión de la orientación laboral es algo que me interesa muchísimo, y de lo que he leído mucho durante los últimos años. Es fundamental que aquellos que buscan un trabajo comprendan conceptos como carrera profesional, gestión del talento, branding, etc. También tener claros sus objetivos: basta ya del cuento de la “vocación”. No hay que preguntar a los jóvenes “en qué les gustaría trabajar”, sino “cómo queréis vivir dentro de 10 años”. ¿Trabajar 7 horas o 14? ¿viajar o quedarte en tu pueblo? ¿puedes vivir con 1.000 euros al mes o necesitas 3.000?. Parece un planteamiento frívolo, pero muy poca gente es feliz en un trabajo mal pagado. Otros muchos echan en falta poder descansar… Es una cuestión muy importante, y más ahora que, con la crisis económica, ciertas profesiones serán MUCHO más difíciles de ejercer que otras.

Si tienes menos de 25 años: oposita. Entre 25 y 30: oposita o perfecciona los idiomas y busca trabajo en Europa. Más de 35 años: emprende, crea tu propia empresa.

Por otro lado, por mucho que nos guste una profesión, cuando nos veamos echando jornadas de 18 horas… dejará de gustarnos. Y lo digo por experiencia propia. Hay que buscar un equilibrio y trabajar para vivir, no vivir para trabajar. En Crimiorienta se describen multitud de opciones, no obstante aconsejo recurrir siempre a un orientador laboral para estudiar nuestro caso concreto. Resumiendo al máximo en base a mi experiencia, diría lo siguiente:

La Criminología es una industria emergente, con sus inconvenientes y ventajas.

Si tienes menos de 25 años: oposita. Entre 25 y 30: oposita o perfecciona los idiomas y busca trabajo en Europa. En Naciones Unidas se ofertan puestos para Criminólogos con sueldos de hasta 100000 euros anuales, en nuestro grupo de Facebook posteamos ofertas periódicamente ( Asociación para la intervención criminológica y social). Más de 35 años: emprende, crea tu propia empresa.

Esta división creo que se podría aplicar de forma genérica a cualquier profesión, no solo a la Criminología, pero la considero coherente con la realidad. Los detalles de cada opción están en la guía (no voy a contarlo todo aquí jeje). De modo categórico y basándome en provenir de un sector en el que han tardado 20 años en cambiar la normativa, no creo que sea una buena política esperar a que la Administración cree puestos para nosotros. Por último, y basándome en las teorías de Michael Porter sobre análisis de mercados, la Criminología es una industria emergente, con sus inconvenientes y ventajas. Por ejemplo, aquel que consiga crear un modelo de negocio viable (que de beneficios), podrá aprovechar la casi total ausencia de competidores. Cuando la industria madure dentro de 15 o 20 años, será mucho más difícil.

Por supuesto que deben existir criminologías específicas. En España ya tenemos tu ejemplo con la iniciativa de la Criminología vial.

  1. ¿Qué opina de las criminologías específicas? ¿Defiende esta corriente o por el contrario piensa en la “puridad genérica” de los criminólogos?

Por supuesto que deben existir criminologías específicas. La propia definición académica de la Criminología es demasiado general como para poder “aplicarla” a algo. Tampoco creo que otras profesiones pudieran llevarse a la práctica sin especialidades, por ejemplo la medicina, la psicología o la ingeniería.

La cuestión es, so pena de reiterarme en lo que he comentado en las preguntas anteriores, que es necesario crear un producto o servicio que cree un valor, y que el “cliente” o usuario esté dispuesto a pagar por él. No se puede trabajar indefinidamente como voluntario, becario, etc. Está bien para que el usuario final conozca lo que hacemos, pero a largo plazo se trata de vivir dignamente de nuestra profesión. Yo considero indigno trabajar gratis (pero vamos, en esta profesión y en todas).

En España ya tenemos tu ejemplo con la iniciativa de la Criminología vial, y podríamos citar otros como el de la empresa Detecta. Particularmente tengo el mío propio, pero como aún no está maduro, de momento no “airearé” la idea😉. Ojo: NO se trata de la enésima edición de “perfiles criminales”… En general, creo que prácticamente cada tipo de delito podría ser objeto de una iniciativa específica, la cuestión es tener claro qué queremos conseguir y cómo hacerlo.

  1. Vamos, véndame el libro, ¿por qué debo comprarlo?

¿Es usted Criminólogo?¿está en paro? Compre el libro.

  1. Vaya, con esa respuesta deberían comprar el libro el 99% de los criminólogos. ¿Qué le parecen los criminólogos mediáticos y los de pupitre y estrado?

Como dice Hannibal Lecter en el silencio de los corderos, “de cada cosa, pregúntese qué es en realidad…”, y aquí entramos en el campo de las motivaciones humanas. No todo el mundo se encuentra en la misma situación, ni tiene los mismos intereses, claro está. Sobre todo, es muy diferente si estudiamos la edad y profesión de cada Criminólogo.

Al estadio del “pupitre y estrado” se debe llegar cuando ya hemos acaparado una importante experiencia “en la calle”. El Juez con 25 años de ejercicio que pasa al aula universitaria, tendrá el conocimiento y experiencia suficientes para dar una formación de calidad y para “opinar” con fundamento. Lo que me parece inconcebible es dar esa opinión cuando no hemos salido de los muros de la facultad. Un caso especialmente llamativo es el de profesores universitarios de Criminología que no son tales, sino que provienen de la Psicología o la Medicina.

Sobre lo de los Criminólogos mediáticos, es un camino que elige cada uno… tampoco lo veo criticable. El único requisito que les pido a los Criminólogos “estrella”, es que lo sean (Licenciados o Graduados) , y que lo que digan sea coherente. Cuando explicamos una teoría sin fundamento en los medios, solo perjudicamos al colectivo.

  1. ¿El criminólogo nace o se hace? ¿Qué cualidades considera necesarias para ser criminólogo?

No creo que exista una virtud especial e innata, al igual que se ha demostrado que no existe para otras profesiones. Podemos contar con cualidades que nos hagan más aptos para un trabajo u otro, pero tampoco necesitamos traerlo escrito en los genes. En general, para triunfar en una profesión, es necesaria una alta dosis de trabajo, y la Criminología no es una excepción.

  1. La criminología se debe encauzar al ámbito ¿público o privado?

Esta es una cuestión importante y que me gusta debatir con los compañeros. Muchos, influenciados por las técnicas de perfilación criminal, pretenden dedicarse profesionalmente a este tema sin ser funcionarios. En mi opinión, esto no es viable simplemente porque las normas procesales que regulan la investigación criminal en España, impiden que un “civil” realice investigaciones en un caso abierto. Solo hay que pensar en cuestiones tales como contaminación de pruebas, rotura de cadena de custodia, delito de obstrucción a la justicia, etc.

En general, haría la siguiente distinción:

-Prevención: pública y privada.

-Investigación criminal: pública.

-Tratamiento del delincuente: pública.

-Tratamiento de la víctima: privada.

-Investigación: privada.

 

10. Ha sido un placer departir con usted. Para finalizar la entrevista pida un deseo.

Un Ferrari 612 Scaglietti (es broma)

Bueno, no es broma… jajaja.

Ferrari-612-Scaglietti-Successor-5

Aquí lo tiene, no me dijo el tamaño, así que le traje una miniatura y en imagen, tampoco me dijo el color, así que se lo he traído negro, del color de la criminología ¿o no?

 

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

crimiorientapeq

Por fin a la venta! Crimiorienta, la primera guía de orientación profesional para criminólogos, con toda la información necesaria para acceder a ese puesto que tanto anhelas… ya sea como funcionario, como trabajador por cuenta ajena, o como empresario, en esta guía de casi 300 páginas encontrarás los pasos necesarios para hacerlo. El precio es de 20,96 euros en papel y de 8,75 en .pdf, y podéis pedirla en el siguiente enlace:

http://www.bubok.es/libros/235063/Crimiorient-Guia-de-orientacion-profesional-para-Criminologos

Autores: Pedro Pablo Domínguez Prieto // Eva Palop Albelda

N° de páginas: 295

Tamaño: 150×210

Interior: Blanco y negro

Maquetación: Pegado

Acabado portada: Brillo

ISBN eBook en PDF: 978-84-617-1364-6

Crimiorient@ es la primera guía de orientación profesional para Criminólogos publicada en España. Aborda la fundamental tarea de recopilar todas las salidas laborales posibles para Graduados y Licenciados en Criminología, en todas sus facetas: trabajo por cuenta ajena (incluyendo en el extranjero), por cuenta propia (autónomo/ empresario) y como funcionario en las diferentes Administraciones.

Contiene multitud de recursos y enlaces que permitirán al estudiante o titulado acceder a toda la información disponible y poder tomar decisiones acertadas acerca de su futuro profesional.

La obra ha sido redactada por dos Licenciados en Criminología y está prologada por Pablo-Darío Ibáñez Cano, Presidente del Colegio Oficial de Criminólogos de Valencia, y por Juan Antonio Carreras Espallardo, Doctorando en Ciencias Forenses e investigador en el área de Criminología vial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: