San Valentín, san polvorín


corazon

Juan Antonio Carreras Espallardo

Este año Cupido ha hecho de las suyas, se ha aliado con Grey y con Doña Cuaresma para darnos un fin de semana por todo lo alto. ¡Será posible! Que este mismo fin de semana sea un cúmulo de acontecimientos que te incitan a desfogarse y al desenfreno. Viernes se estrena la película que tanta gente está esperando, la versión en cine de la trilogía de 50 sombras de Grey, sí, esa peli donde sale el zagal ese al que le gusta el sexo extremo, el sado, que sí, ese que lleva una caja de clínex en el bolsillo y que hace más portes que los camiones del Corte Inglés. Ahora que por dinero no va a ser, que el pájaro está forrado. El domingo es Carnaval, ya sabes, te pones la máscara y ale, a lo loco. Y el sábado, tortolitos, el sábado es el día de los enamorados o San Valentín, mejor dejemos que sea eso, el Santo de los Valentines y Valentinas (un beso para Valentina Negro, que esa será mucha policía pero no se come una rosca), porque enamorados hay poc@s, y son much@s los que tienen miedo a que llegue ese día. Hipócritas, la rosa nunca falla, perdón.

La verdad es que son demasiados acontecimientos en un solo fin de semana. Y además han tenido que juntarse todos en viernes, sábado y domingo. Ahora que los que trabajamos a turnos no tenemos ese problema.

—Cariño, el viernes ¿vamos al cine?

—Ojalá, mi vida, pero trabajo.

—Y el sábado es San Valentín…

—Qué mala suerte cielo, trabajo.

Punto final, conflicto sexual resuelto.

No sé yo si la pistola daría para tanto. He leído por ahí que si este weekend no follas te lo hagas ver, porque tienes tres días para intentarlo y salir victorioso. Algun@s seguro que se doctoran esta semana, seguro que salen a hombros de la Plaza de las Ventas. Y no es para menos, los astros están alineados salvo que una vocecita diga:

—Toc, toc, soy tu menstruación y me voy contigo al cine y al carnaval.

Hija puta, ¡habrán días en todo un mes!

Pero ojo, que cada polvo te va a salir muy caro. Suma: por un lado las entradas del cine, si es que no las has sacado hace meses, las palomitas, ya verás la sala ya, no va a hacer ni falta la calefacción, la cena romántica, el ramo de rosas, un anillo, los preservativos, el lubricante, las esposas, la fusta, el hotel y para rematar el disfraz, ¡del joven Nicolás no por favor!

Zagalas y zagales, no os dejéis engañar, los regalos se hacen durante todo el año, a ser posible que carezcan de valor material, que esos se compran con dinero. O también le puedes comprar “Pídeme lo que quieras” que es mucho mejor que las sombras del gris. Yo ya me puedo ir preparando, que follar voy a follar como los Ángeles, si cae algún milagro.

—Caracolita, el lunes no trabajo.

—El lunes me duele la cabeza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: